10.11.07

Consumo conspicuo (parte I)

Mi amigo Alex vivió -época de estudiante, por cierto- con lo mínimo que le enviaba su familia, familia del Sur, esforzada y laboriosa.
Alex hacía maravillas con los pesos. Y se alimentaba saludable y adecuadamente, no vayan a creer que lo pasaba mal,no, por el contrario, su vida en la Capital fue todo un descubrimiento.

¿Cuál era su receta? Nada suntuario, el lujo sólo para la mirada, optimizó los recursos gratuitos que la ciudad ofrece y que en muchas ocasiones no se aprovechan.
Se puede vivir con mucho o con poco.
Se puede vivir muy bien con lo que algunos han catalogado como "mínimo".
Se puede vivir muy mal con demasiado o si se es muy pobre.
En una revista de circulación nacional leo de la democratización de las marcas de lujo. El marketing y ese cuento de cómo nos vamos convirtiendo en "adictos a".
Camino por el mall -todo adornado de luces y colores navideños- y recuerdo las palabras de algunos que reprochan el "consumismo" de estas fechas. Algunos quisieran regresar a la época de las cavernas, comiendo frutos silvestres en cantidades ínfimas, otros quieren que lo gastemos todo y más aún, gastemos lo que no tenemos. Atrapados en deudas innecesarias pagaderas en un futuro hipotético.

Leo sobre el "consumo conspicuo", teoría desarrollada por Thorstein Veblen y ampliada por modernos economistas.
No se necesita ser muy estudioso para aprender a vivir sabiamente y determinar qué compraremos o qué es necesitamos. Mi canasta familiar es sencilla -no necesito un BMW para nada- , pero algo es imprescindible y puede ser considerado un lujo, un libro al mes como mínimo.
Solamente sentido común y la Palabra atinada de uno que sabe, Salomón:
"No te afanes acumulando riquezas;
no te obsesiones con ellas.
¿Acaso has podido verlas? ¡No existen!
Es como si les salieran alas,
pues se van volando como las águilas.
Las riquezas no son eternas
ni la fortuna está siempre segura."





(enriqueta de liniers)

3 comentarios:

alida dijo...

La historieta, dice todo somos ricos con el cielo, la tierra y el aire, para vivir feliz; la cesta básica ufsss, con tan solo eso podríamos existir pero aquí no se consigue
Feliz domingo y muy lindo este post

debora dijo...

Hola eh estado un poquito callada un rato al terminar de leer es post el porque? bueno me doy cuenta que con mucho o con poco se vivir y le agradesco a Dios porque en los momentos dificiles eh visto su tremenda bondad
!Gracias Dios,mi amado Dios muchas gracias !

ojo humano dijo...

En realidad somos más que ricos, prósperos como lo desea la Palabra. Tenemos bienes que superan el dinero, la amistad, el amor, hijos sanos y amorosos, es para agradecer a Dios y en especial por David, Débora, que está cada vez más bello.