21.10.08

El mejor tiempo.


Me declaro una mujer de fe, aunque a veces mis espectativas fallan y los temores rondan la noche.

Renuncio a las ataduras de fracasados días y me preparo para un tiempo sorprendente.

Mientras tanto escribo, escribo, escribo.

La más bella primavera de la vida es la última
primavera.


2 comentarios:

AleMamá dijo...

¡Escribes, pero acá has estado flojona! ¿o no?
Se te extrañaba, toyita. Un beso grande y viva la primavera, aunque haya tanto polen, jeje

Luisa dijo...

Feliz primavera.Qué vida esta, y nosotros con el otoño recién nacido.
Besos desde el Sur de España