12.9.08

¡Por fin!


Caminando -tú sabes lo que recomiendan los médicos hacer ejercicio-, me topé con las exuberantes flores del magnolio, de los ciruelos, los cerezos, y mientras miraba por un largo rato tanta belleza, recordé las palabras el poeta Salomón en su libro Cantares:


"¡Mira, el invierno se ha ido,

y con él han cesado y se han ido las lluvias!

Ya brotan flores en los campos;

¡el tiempo de la canción ha llegado!

Ya se escucha por toda nuestra tierra

el arrullo de las tórtolas. "

2 comentarios:

AleMamá dijo...

¿Sabías que las magnolias son una especie tan vieja que el hecho de ser tan firmes es porque no había insectos para polinizarlas y lo hacían los escarabajos? si, poh, son casi un fósil, y son maravillosas.
Besos

ojo humano dijo...

Sip, lo leí por algún lado. Son realmente arte puro, las blancas parecen hechas de cera. En el lugar donde las vi hay rosadas y blancas, junto al verde profundo del parque se ven más bellas. Por estos días de viento el prado estaba tapizado de colores, doy gracias por mis ojos y por el tiempo que tengo para observar.

Un beso.