3.5.08

Oh, gripe, abandona mi morada.


Tres años sin un resfrío.

Ya se me había olvidado qué se siente. Muy terrible.

La gripe me ha recordado que soy vulnerable, como todos los humanos.


Kiwi al rescate y mucha agua.

Además un poco de paciencia.

2 comentarios:

Alemamá dijo...

¡MEJÓRATE! uno se siente fatal. Además de la paciencia, hay que ser humilde, pues eso de no poder valerse por si mismos es una dura prueba.
Ánimoooooo

PIER BIONNIVELLS dijo...

Esta gripe es muy fastidiosa..
Te duel hasta el cuerpo y solo quieres estar echada en la cama como un bebe..
Que estes bien.
saludos.