29.1.08

Me gusta el jugo de uva.

Por estos días hacen su entrada triunfal los racimos de uvas.
También las polémicas por el excesivo consumo de alcohol y los accidentes de tránsito, incluida la muerte de peatones y conductores.
¿Será culpa de la uva?
¿Del vino?
¿De Noé que lo descubrió?
Un vaso de jugo de uva recién exprimido, aparte de refrescante, es muy bueno para la salud, a diferencia del fermentado.

El rey Salomón dice:

No te fijes en lo rojo que es el vino,
ni en cómo brilla en la copa,
ni en la suavidad con que se desliza;
porque acaba mordiendo como serpiente
y envenenando como víbora.

Tus ojos verán alucinaciones,
y tu mente imaginará estupideces.
Te parecerá estar durmiendo en alta mar,
acostado sobre el mástil mayor.

Y dirás: «Me han herido, pero no me duele.
Me han golpeado, pero no lo siento.
¿Cuándo despertaré de este sueño
para ir a buscar otro trago?»

1 comentario:

debora dijo...

Yo la verdad es que eh extrañado demaciado el jugo de uva de la capilla macul en la anelada santa cena.Aqui la celebracion de la santa cena la hacen con vino puro y a mi no me gusta el vino a si que extraño ese rico jugo de uva de la capilla les recuerda su hermana Debora