20.10.07

Cartas (II)

Hay cartas de todo tipo, de amor, amistad, formales para trámites, peticiones, invitaciones, editoriales, presentaciones, en fin.

Esta carta es de la Presidenta de Chile. Independiente de su política de gobierno, de sus éxitos o fracasos, siento respeto por esta mujer y ¿por qué no?, ruego a Dios por ella, acogiéndome al consejo del apóstol Pablo: "que se ore por las autoridades para que tengamos un ambiente de paz y tranquilidad, donde sea posible adorar a Dios".

Encontré que sus palabras la retratan por completo y acepto sus deseos que nos vaya bien. Esperamos que así sea.

"Quiero, antes de que comience la lectura de este Programa de Gobierno, compartir algunas cosas que he aprendido en estos meses al escuchar a los chilenos y al estar con ellos, creando una nueva esperanza.

Yo no fui criada para el poder ni nunca hice nada para obtenerlo. No pertenezco a la élite tradicional. Mi apellido no es de los apellidos fundadores de Chile. Me eduqué en un liceo público y en la Universidad de Chile. Estudié medicina porque me maravillaba la posibilidad de curar a un enfermo, de quitar el dolor, de borrar la angustia y traer de vuelta la alegría al hogar de un niño enfermo.

Como a la mayor parte de los chilenos, no se me ha regalado nada. Casi todo lo que sé lo he aprendido luchando, por amor a mis hijos, a mi profesión, a mi país."
Sigue leyendo-


(la foto es de homero monsalve, parque quinta normal)







No hay comentarios.: