24.9.07

Semillas de girasoles.

Alguna vez leí que las semillas de maravilla (en otros lugares se les llama girasol) eran buenas para prevenir problemas cardiovasculares.
Re-diez, pensar y ponerme a pelar semillas fue todo uno.

La historia contaba que en un pueblo todas las tardes los vecinos se sentaban a tomar el sol y el suelo quedaba regado de cascarillas.

Ninguno moría joven, salvo si era muy loco para conducir o lo hacía en estado de ebriedad, como esos chilenos porfiados que no quieren pasarle las llaves a la persona sobria y terminan enteros quebrados.

Los habitantes de H. murieron de causas ajenas al colesterol, corazón y similares.


Lo que prueba los beneficios imponderables del girasol. Aparte de su belleza, que eso da para otro post.

Cuando niña me entretenía elegir las semillas más grandes y pelarlas una por una mientras miraba mi programa favorito. Era un ejercicio que abandonamos por esto de la modernidad, la falta de tiempo y lo banal de la tv.




Para leer un poco:

enbuenasmanos.com



3 comentarios:

alida dijo...

No sabía la maravilla de la semilla de girasol, con respecto al corazón y las diversidades de vitaminas que contiene, muy cierto que tv nos ha hecho desatender muchas cosas, pero muchas veces uno disfruta con algunos programas
Un abrazo

Alemamá dijo...

Toda mi vida he sospechado estar emparentada con papagayos, tucanes y loros varios por lo que me gustan las semillas. Otra alternativa es tener algo de árabe, cosa de la que nunca he tenido noticias. ¡Son ricas! Cuando estuve en España el año pasado, me zampé una "pipas" en Bilbao que eran maravillosas; semillas de maravilla grandes, gorditas, seleccionadas para "ruñirle " lo poco que te queda en os dientes. ¡Puro omega tres!
¡¡Salud!!

ojo humano dijo...

Y definitivamente el omega 3 la lleva. Salud para ustedes.