27.8.07

Palabras nuevas (2).

Ancestralmente en casa se compraba El Mercurio.

Mi abuela -objetiva ella en muchos casos- decía "por la cantidad de papel", porque aparte de la lectura servía para hacer papel maché, limpiar vidrios, prender el fuego para el asado, colocar a la entrada del hall en días de lluvia, envolver artículos diversos, en especial las paltas verdes que "cubiertas en diario maduran rapidito", en fin, eso.

Mi tío se inclinaba por La Tercera, según él porque no era tan "momia" (de derechas) ni tan comunista, le provocaba alergia cualquier extremo.

Personalmente lo que más me importó siempre fue el lenguaje, el fraseo, la página editorial, la forma de construir los reportajes y últimamente la Columna de Joe Black.
Obviamente el humor y las columnas de opinión son lo más sabroso de una publicación.
Entre los columnistas de diversos periódicos nacionales, uno de los que leo con frecuencia es a Carlos Peña. Él ha escrito sobre la palabra anomia, refiriéndose a lo que ocurre en Chile. La RAE define el término como "ausencia de ley", ¿será para tanto?



(la creación visual es de miriam ordoñez)



3 comentarios:

ojo humano dijo...

para Carolina:
mi mail:

toyita3@gmail.com

Alemamá dijo...

Se agradece toda bendición, Toyita, gracias.

Mi esposo es tan adicto al Mercurio que parece que no desayuna si no se lo han tirado; lo que ahora alega es que ya no tienen los correctores de pruebas de antes, y tienen muchos errores ortográficos que él lamenta como puñaladas por la espalda, pues tiene una excelente ortografía.

De los columnistas, francamente no me gusta en general ese señor. Siempre tirando....barro...y tan retorcidos algunos argumentos..¡uf!

Un abrazo grande apr atí. ¿Cómo va tu vista?

Esta semana seré abuela de Sofía. Tiene plazo para llegar "a Santiago" hasta el seis de septiembre no más :)

ojo humano dijo...

Esperamos conocer esa belleza que vendrá para alegrar la vida.
Gracias a Dios por los niños ... y por Sofía que es bien amada.