27.7.07

Momento de descanso.

Tendida en el sillón escucho música cristiana, Ricardo Rodríguez, Julissa, Hillsong, Tercer Cielo ; siento como si la música creara un espacio atemporal.

Tú sabes, esos días cuando la lluvia parece eternizarse en los techos, las calles y las plazas; cuando nadie se atreve a salir y la mejor compañía es un mate caliente y canciones, por supuesto.

Cierro los ojos y me quedo quieta, tanto tiempo no estaba tranquila, tal vez así se siente el bebé en el vientre de la madre, sin interrupciones, sin preguntas, sin espera, solo está ahí, presintiendo un mundo que no le inquieta.

Mientras voy tarareando con una voz bastante desabrida, las canciones se van convirtiendo en agua, en sol, en verano, olas, luz, colores, danza, risas, árboles que ondean, brisa, movimiento, regocijo, nubes que saludan, todo el mundo.


Un día perfecto.

Una voz.


(foto de reuters)

2 comentarios:

benjamin1974© dijo...

Por alguna razón, también tengo dos o tres canciones de Julissa, no sé cómo fué pero la encontré en internet y la verdad es que me gustaron mucho. Además de tener una voz muy cálida, tiene un mejor mensaje. También me provoca meditar y escuchar música todo el tiempo (siempre lo hago).
No hay nada mejor que darse cuenta que D-s es lo mejor que nos pasó, el poder conocerle, poder hablarle y mejor aún, poder ver que nos contesta. La evidencia de Su presencia....

ojo humano dijo...

Esta de Ricardo Rodríguez tambien me gusta.

http://video.google.es/videoplay?docid=2442631423468207416&q=ricardo+rodr%C3%ADguez&total=267&start=0&num=10&so=0&type=search&plindex=7