15.6.07

Inamible.

Cuando leí por primera vez la palabra "inamible" en uno de esos cuentos entrañables de Baldomero Lillo, supe que mi mente era un grabador natural para guardar cualquier palabra rara. Aun con el paso del tiempo recuerdo algunas tan inverosímiles como:
Libélula, mistagogo, entelequia, eufemismo, vituperio, ligustrina, ruibarbo, tumble connection, inmanente, ubicuidad, fumata y un montón más.
Así es que cuando leí "ecléctico" en el blog de benjamín me pareció un buen sonido para agregar a mi lista. Porque la maravilla de una palabra no solo está en su escritura sino en el paladeo al momento de decirla, aparte de su significado o su historia.

Y si de historias se trata, un buen dato es esta página:

Si te inscribes te envían cada dos o tres días la historia de una palabra. Es bien interesante cómo se fue formando nuestro idioma.


(la belleza de foto es gracia de la agencia reuters)

1 comentario:

alida dijo...

Que interesante, gracias por el dato
Un abrazo!!!