19.4.07

Poetas de Chile (parte uno).

Cada generación tiene sus propias grandezas.

Unos seres raros, extraños, singulares que se atreven a mostrar una realidad paralela, la otra, esa misteriosa belleza escondida que de pronto es expuesta en la palabra de un hombre medio alucinado que se atreve a vivir como poeta. Porque si somos sinceros, la poesía no es para esta sociedad un "artículo de primera necesidad" (*) como debería ser.


Dicen que Chile es un país de poetas. Tienen cierta razón, aunque, particularmente creo que ese don está repartido en todo el planeta (gracias a Dios).

Cuando era niña aprendí a leer a Gabriela Mistral.
Luego descubrí a don Pablo y me deslumbré con don Nicanor.
Pensé que después de Pedro Prado, Ángel Cruchaga , Vicente Huidobro, Pablo de Rokha, Gonzalo Rojas, Alfonso Alcalde, Alberto Rubio, Enrique Lihn, Efraín Barquero, Jorge Teillier, Óscar Hahn, Gonzalo Millán y toda esa cantidad de escritores que poblaron mi adolescencia, poco más había para leer.

Me equivoqué rotundamente.

Las palabras se hacen nuevas como en las estaciones se reproduce la naturaleza y brota profunda, grácil, reluciente.

Esta generación de hoy no está carente de poetas.

Basta leer a Jaime Huenún, Pedro Araya y etc.


Aquí te regalo una muestra de: Raúl Zurita:



Del amor de Chile, del amor de todas las

cosas que de Norte a Sur, de Este a

Oeste se abren y hablan

Los torrentes y los nevados que se tocan

y hablan amándose porque en este mundo

todas las cosas hablan del amor;

las piedras con las piedras y los pastos

con los pastos

Porque así se aman las cosas, las playas,

los desiertos, las cordilleras, los

bosques de más al Sur, los glaciares y

todas las aguas que se abren tocándose

Para que tú las veas se abren

Sólo para que tú lo escuches Chile se

levanta

Sólo para que tú y yo nos miremos

por todo el horizonte, sí mira:

se levantan.



(De: El amor de Chile, Editorial Los Andes)

(*Nicanor Parra)

3 comentarios:

EL OJO PROTESTANTE dijo...

El Ojo Protestante saluda a El Ojo Humano ¡Bendiciones!
Hermoso poema ¡Dios bendiga a Chile!.
Un abrazo fraterno desde buenos Aires.
Daniel

ojo humano dijo...

Gracias. Te estoy visitando luego.
Saludos desde acá y bendiciones para ti.

BIOGRAFÍAS dijo...

Hola

Soy yo otra vez: El Ojo protestante (mejor dicho, el ex-Ojo...)
Y te escribo para avisarte que ese blog desapareció.
Sigo trabajando desde Biografías (www.biografas.blogspot.com).
te enlacé desde allí y desde Technotati
Te envío un cálido saludo.
Que el Señor te bendiga

Daniel Dañeiluk