30.4.07

Poetas de Chile (parte tres).

"Los adolescentes suelen querer creer
que su patria está en los libros,
y que los poetas y la poesía es lo único sagrado
en un mundo lleno de vulgaridad y futilidades." Rafael Gumucio.




Reponiendo lentamente la mirada sobre las lecturas, esta semana ojeo algunas páginas del periódico dominical; ahí está Artes y Letras de El Mercurio con un amplio amplio artículo de los chilenos en la Feria del Libro de Bogotá, considerada por muchos como la mejor de América Latina. Bue, ya ir a Colombia es una gracia.
"Considerado como "el poeta vivo más importante de Chile", Gonzalo Rojas se paseó por Bogotá con su desplante característico.

La poesía como cualquier arte es un descubrimiento gozoso permanente. Por estos días de breves lecturas devocionales me he dedicado a la otra belleza que nos rodea y nos inunda de sensaciones desconocidas; la música. Canciones que escuché de niña, himnos medievales, melodías modernas, en fin, otro mundo por conocer.

Releo este poema, tal vez hasta lo transcribí alguna vez, ¿no es precioso?

¿Qué se ama cuando se ama?
¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?
¿O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
repartido en estrellas de hermosura, en particular fugaces
de eternidad visible?
Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.


Gonzalo Rojas
De Contra la muerte, 1964.


Y la foto no esta nada de mal, es de: Gabriel Poblete.
Para lasegunda.com

Aporte a la exégesis:
Antinomia
, palabra k viene del griego anti, contra, y nomos, ley. Se refiere a la practica de vivir sin la debida consideracion de la rectitud y usar la gracia de Dios como una licencia para hacer el mal. Ya que somos salvos por gracia, entonces para el antinomianismo podemos pecar cuanto queramos y a pesar de ello ser salvos. ¡Qué tal!

No hay comentarios.: